Líneas de financiación ENISA

enisa

Qué es enisa

Para una empresa es necesario contar con capital, por esto, es frecuente que el emprendedor necesite solicitar préstamos para evolucionar y pasar de una etapa a otra de más crecimiento o expansión. La financiación puede utilizarse para ampliar el equipo, para adquirir nuevas materias primas o para ampliar la empresa.

Saber buscar financiación es clave en la actividad de todas las empresas. Una de las líneas de crédito más populares a nivel nacional es ENISA.

ENISA es la Empresa Nacional de Innovación y depende del Ministerio de Indústria, Comercio y Turismo. Su finalidad es ayudar a financiar proyectos empresariales con una base de innovación y empresas emergentes. ENISA es un tipo de financiación pública clave para pymes y autónomos, una fuente de financiación alternativa para conseguir capital para seguir creciendo.

La ventaja de ENISA es que concede financiación con un alto riesgo, la que muchas veces los bancos suelen rechazar por no contar con una garantia clara de retorno. Como hemos comentado, la particularidad de esta línea estatal de financiación es que las startups, autónomos o pymes presenten proyectos innovadores y con cierta proyección de viabilidad.

Los préstamos de ENISA son participativos, lo que significa que no es necesario contar con un aval o garantía, a pesar de que se deberá presentar un plan de negocio y un estudio de viabilidad correctamente diseñado. En este caso, ENISA ofrece crédito a cambio de una participación de los beneficios y los intereses correspondientes. 

Es recomendado acudir a profesionales que asesoran en el proceso de solicitud de financiación para la empresa, como aptki, una empresa que entiende los requerimientos de las entidades y gestionan la solicitud de las líneas de financiación más adecuadas.

Tipos de préstamos ENISA:

  • Jóvenes emprendedores:

Orientado a PYMEs, autónomos o startups de reciente constitución. Diseñado expresamente para jóvenes que desean abordar inversiones y se trata de proyectos empresariales en una fase muy inicial. Los requisitos son, que la empresa se haya constituido durante los 24 meses anteriores a la solicitud. Está pensado para jóvenes, por lo que la edad del empresario (el que posee la mayoría del capital, que debe estar en manos de personas físicas) no deberá superar los 40 años. Los socios deben aportar vía capital (o fondos propios) un 50 % del préstamo.

De 25.000€ a 75.000€, con una carencia máxima de 7 años y un vencimiento en un plazo de 5 años.

 

  • Emprendedores

Orientado a PYMEs en sus primeras fases de vida. Diseñado expresamente para aquellos que desean abordar inversiones y se trata de proyectos empresariales en una fase muy inicial. Los requisitos son, que la empresa se haya constituido durante los 24 meses anteriores a la solicitud. Está pensado para todo tipo de emprendedores, por lo que la edad del empresario no influye en la solicitud del préstamo. Los fondos de los socios deben ser como mínimo del un 50 % del préstamo.

De 25.000€ a 300.000€, con una carencia máxima de 7 años y un vencimiento en un plazo de 5 años.

  • Crecimiento

Orientado a proyectos empresariales de más embergadura. Diseñado expresamente para aquellos que necesitan inversiones con el objetivo de expandirse o mejorar la competitividad del negocio.

Requiere cofinanciación de las necesidades financieras asociadas a tu proyecto empresarial. Los fondos propios que deben aportar los socios ha de ser como mínimo un 50 % del préstamo.

De 25.000€ a 1.500.000€, con una carencia máxima de 9 años y un vencimiento en un plazo de 7 años. Algunas condiciones para préstamos aprobados por importe superior a los 300 000 €, donde se debe tener auditados externamente los estados financieros del último ejercicio completo.