¿Qué es un calefactor Industrial?

Un calefactor industrial es ese aparato con la capacidad para climatizar grandes espacios. No nos debemos confundir con un calefactor convencional, ya que los calefactores industriales son más potentes y también consumen más. Su rendimiento es mayor por su relación entre la potencia térmica generada y la real.

Cuanto mayor sea el rendimiento, mayor es el funcionamiento del calefactor industrial. 

Generalmente los grandes espacios suelen calentarse con aparatos con un funcionamiento de gasoil o queroseno pero gracias al avance de los calefactores eléctricos industriales, cada vez se usan más y son opción para muchos.

Hay una fórmula para saber qué potencia necesitamos para calentar una zona en concreto, esa fórmula es la siguiente:

Kcal/h necesarias = V (m³) x K x Δt

Si la aplicamos con la superficie que queremos cubrir, averiguaremos la potencia mínima necesaria que debe tener el calefactor o calefactores industriales que queramos adquirir.

Una característica que ya podemos ver en muchos calefactores es la regulación de potencia.
¿Por qué es importante? Porque regular la potencia de nuestro calefactor ayudará a adaptar la climatización deseada a nuestro entorno; Subir esa potencia en invierno y regular y bajarla en verano o en días donde se necesite menos.

Siguiendo con las características tenemos la certificación energética dónde hablamos del aprovechamiento útil que nos dan estos sistemas de calefacción entorno a la energía. Resumiendo, tienen un impacto directo hacia nuestra factura de luz. La certificación energética se tiene que tener en cuenta ya que si adquirimos un calefactor industrial con una mala certificación energética se verá muy reflejado en la factura, ésta subirá notablemente.
Te recomendamos que adquieras un modelo con la certificación energética tipo A, que señala los que menos consumen. Para que tengas un ejemplo, si un calefactor tiene una certificación de A++, consumirá menos que otro calefactor que sea A+.

La seguridad.
La seguridad es un aspecto esencial en mayoritariamente y en los calefactores industriales no podía ser menos. Para tener en cuenta la seguridad, lo mejor es mirar con detalle las características de cada producto, incluyendo qué tipo de marcas hay de calefactores industriales; haciendo énfasis en mirar que tenga un sistema de protección contra sobrecalentamientos. Con esto último lo que conseguiremos es que si el calefactor industrial se calienta demasiado, este sistema lo va a detectar y el calefactor se apagará automáticamente evitando de esta manera posibles accidentes.Por último hablaremos sobre las opiniones.
Sabemos que todo lo hablado anteriormente es muy importante pero las opiniones de clientes sobre diferentes modelos de calefactores eléctricos, pueden ayudarte con tu decisión e incluso resolver dudas que te habías planteado.