Batch Cooking: Cocinar un día para toda la semana

Es común escuchar a las personas decir que comen afuera o no comen adecuadamente, porque la cocina les quita mucho tiempo. Pero, esto acaba de cambiar. Con el batch cooking, hay que cocinar solo un día para realizar todas las preparaciones de la semana.

Esta revolución en la cocina trae beneficios como: ahorro de tiempo en la cocina, disminuye el estrés, el gastar menos dinero, aprender recetas nuevas y lo mejor de todo, ¡siempre hay comida hecha!

¿Cómo hacerlo?

Lo primero es organizar un menú semanal en el que las recetas tengan ingredientes parecidos y saludables. La idea es lograr un adecuado equilibrio de los 4 grupos de alimentos (proteína, carbohidratos, harinas y verduras). Te recomendamos la sección de propiedades de los alimentos.

Cuando ya tengas listo tu menú, debes tener en cuenta lo siguiente:

Lo primero es que debes preparar platos que puedan meterse al congelador. Pues es la base para que el batch cooking funcione. Es sencillo, pues hay pocas cosas que no se pueden congelar. La idea es que, para después usar estos congelados, solo sea ponerlos a descongelar con antelación (en la nevera) o calentándolos directamente en un sartén. Esto te ahorrará tiempo y siempre tendrás tu comida lista.

Lo otro que debes tener en cuenta son las recetas. Puedes buscar nuevas recetas para batch cooking en aplicaciones o en internet. Estas recetas deben permitir poder hacerse en grandes cantidades y con ingredientes que se puedan congelar.

Es tan sencillo como duplicar las porciones. Por ejemplo: en vez de hacer una sopa para dos personas, se hace para cuatro. Se duplican los ingredientes y se cocina en una olla más grande, ¿el beneficio? ¡se cocinaron cuatro porciones en el mismo tiempo que si fueran solo dos!

Los tuppers

Los recipientes son una parte clave para este proceso, pues es muy importante tener tuppers adecuados para las preparaciones.

Siempre debes tener a mano suficientes recipientes para guardar toda la comida de la semana. Teniendo en cuenta que se van a congelar, todos los recipientes deben tener tapa. No es bueno dejar congelada la comida al aire.

Adicionalmente, procura tener tuppers de diferentes tamaños, puesto que cada alimento tiene una ración y tamaño distinto. Así mismo, se debe dejar un espacio bastante grande en la nevera para guardar la comida de toda la semana.

Consejo: Los tuppers que cierran con tapas de plástico son ideales para poner en la nevera y así, ganar más espacio. También se recomienda comprar los recipientes aptos para el congelador, pues son muy prácticos y nos facilitarán la vida.